Fotoeléctrico

Los sistemas de sensores retrorreflectivos requieren el uso de una cinta reflectiva o reflector independiente que está montado en el lado opuesto del sensor. El reflector fue diseñado para retornar la luz al sensor.

En un sistema retrorreflectivo, la cantidad de luz que vuelve a un sensor fotoeléctrico depende del tamaño, o superficie, del objeto retrorreflectivo y de cómo es de eficiente el objeto como reflector. Típicamente cuanto más grande sea el tamaño del objeto, mayor será la cantidad de luz que volverá al sensor.

El tipo de material del objeto es importante porque determina la eficiencia del reflector. Los sistemas de microesferas de vidrio con lentes esféricas concentran la luz en la superficie trasera de la esfera donde se refleja hacia la fuente de la luz. Un sistema prismático con esquinas cuadradas refleja la luz de cada cara del prisma hacia la fuente de la luz. El reflector prismático con esquinas cuadradas es tres veces más eficiente que un reflector de microesferas de vidrio.

Note también que los reflectores prismáticos con esquina cuadrada pueden funcionar en sistemas polarizados de control fotoeléctrico.

ORAFOL ofrece materiales retrorreflectivos microprismáticos de alto rendimiento que ofrecen un desempeño excelente en sistemas de control fotoeléctrico. Nuestros materiales para objetos retrorreflectivos se fabrican para que incluyan 47,000 prismas reflectivos por pulgada cuadrada. El producto resultante con un respaldo adhesivo sensible a la presión ofrece un objeto sólido, duradero e irrompible. Estos materiales ofrecen soluciones simples y económicas según las necesidades especiales de forma y tamaño. Nuestros objetos también funcionan con eficiencia sobre una amplia gama de longitudes de ondas visibles e infrarrojas.